sábado, 23 de mayo de 2015

Historia de un talento, Cuentos de la reina arpia. Mi nuevo libro de cuentos.


Historia de un talento, Cuentos de la reina arpía, es el nuevo libro que he lanzado al mercado en edición digital.
Podéis descargarlo en el siguiente enlace:
Historia de un talento

Si sois españoles podéis hacerlo directamente en este otro:
Historia de un talento, Cuentos de la reina arpía

Son ocho cuentos con una longitud que varía desde unas pocas líneas a docenas de folios hasta llegar a las 256 páginas en la edición en papel.
Ocho historias que comienzan con el relato Historia de un talento, una imaginaria visita a los tiempos de los cántabros y los ástures, pasando después a cuentos ambientados con las visitas de gentes de otros planetas y las extrañas reacciones que provocan en tan atrasadas gentes como las de mi Imaginaria Sumeria - también llamada Nueva Papúa y Guinea -, además un remedo de una fábula vasca, y la maravillosa historia de Samur Pan y las diablas azules en un mundo que retrocede a épocas pretéritas básicamente debido a la estupidez de sus gentes que tal vez terminen luciendo huesos en la nariz y otras partes. No está escrito el final de esta maravillosa historia. Hay comancheras muy bellas pidiendo guerra y aún está por ver.


 Inspirada en la época de las guerras del imperio romano contra los cántabros y astures pero dándole mi toque fantástico salió el relato largo de Historia de un talento. Al escribirlo, como procuro informarme lo mejor posible, esto incluye visitas al Museo Arqueológico Nacional y al de Santander, por poneros un ejemplo, me di cuenta, una vez más, que la historia que nos cuentan, de nuestro propio país o Hispania Recóndita, es bastante fantasiosa y de épocas como en la que está ambientada Historia de un talento prácticamente no queda nada. 
Se sabe que Octavio Augusto escribió una crónica de las Guerras contra Cántabros y Astures, imitando a su tío Julio César y su Guerra de las Galias, pero se perdió, y prácticamente todo son especulaciones. Unas monedas por aquí, un mosaico por allá, comentarios de Virgilio o Séneca, en fin, prácticamente nada.
Como me ocurrió otro tanto lo mismo al escribir otro relato anterior: Gundemaro, el último conde suevo, ambientado en los últimos días del reino de los Suevos, que no encontraba nada de nada ni pateandome Galicia de punta a punta, pues esta vez me lo tomé con calma y el propio relato te va llevando por donde es debido.
Espero que disfrutéis con su lectura y me escribáis con vuestras impresiones.
A vuestra disposición permanezco.


Confío que este verano pueda sacar otro libro digital de Cuentos de la reina arpía, esta podría ser la portada, y también sacar en papel los libros que ya tengo editados digitalmente. Esto supone muchas horas sentado al ordenador y no sé de dónde sacaré el tiempo pues lo que me apetece ahora es escribir, escribir historias, simpáticas o escalofriantes, que os sorprendan y entusiasmen.
Ramiro y el hazo es una historia ambientada en el Reino de Oviedo, así que en cuanto tenga unos días de vacaciones ya sabéis lo que me toca: ¡a sidras!
Pasarlo bien, que solo se vive una vez.