martes, 31 de mayo de 2011

Entrevista en Radio León, Cadena Ser.


Esta mañana estuve invitado por Ricardo Chao en el programa de Radio León, hoy por hoy, en una estupenda tertulia sobre este blog Camino de las luciernagas.

Charlamos sobre el Camino de Santiago, los peregrinos, el libro que he publicado, y las diversas secciones que tiene el blog.
Una ocasión estupenda para hablar del Camino y de los peregrinos, especialmente los extranjeros que vienen cada año a España y buscan información en blogs como éste. Gracias a Ricardo Chao y a Chechu Gómez, director del programa Hoy por hoy.
El enlace para escuchar la entrevista: http://www.radioleon.com/today_by_today

Y el enlace al blog de Ricardo Chao:
http://corazonleon.blogspot.com/

sábado, 28 de mayo de 2011

Senda costera


 Caminar junto al mar
caminar por las estrellas
sentir la brisa y el rugir de las olas
la vida y el mar
la conciencia
la esfera y los peces
los pasos de los hombres por la arena.

miércoles, 25 de mayo de 2011

El nuevo vuelo del ave

El nuevo vuelo del ave
Y el cántico antiguo
Se funden en luminosa plegaría
Arrullando los trigales.
El viejo olivo
Tiene brotes frescos
Y sus nuevos frutos
Vendrán a recoger.
Un templo sin final
El olor de las rosas
La luz de mi Señor
Y solo estás tú.


lunes, 23 de mayo de 2011

Volver al Camino

Volver al Camino,
volver del Camino,
volver por el Camino,
tomar la mochila y caminar.
Los claros cielos
doradas tierras
el vuelo de los pájaros
y el brillo de las piedras.
Un viejo cojo con un saco a cuestas
escapa de las redes mentales
que como mariposas
atrapan vidas.
El antiguo dragón
y los millones de estrellas
la mirada de las vacas
al paso cansino de estos bueyes.
Dos tórtolas blancas
y miles de pájaros verdes
un misterio sin descubrir
y en su mano lleva una flor.

domingo, 22 de mayo de 2011

Jose Carlos entrevista al autor de Camino de las luciérnagas

Me encuentro en el transcurso de una soleada tarde de mayo en compañía de Daniel Paniagua Díez, que acaba de introducirse en el duro mundo editorial con su primer libro: "Camino de las Luciérnagas"; una colección de cuentos sobre las aventuras de un grupo de curiosos personajes que hacen el Camino de Santiago.

-Buenas tardes Dani: ¿preparado para el interrogatorio?
Haz tus preguntas.
-Háblanos un poco de tu vida. ¿Dónde naciste, en qué trabajas, etc...?
Nací en la ciudad de León y es donde vivo actualmente. Trabajo en la renfe desde el año 84 y escribo desde joven. Después de escribir cosas en internet, foros, colaborar con revistas, y participar en concursos de cuentos me decidí a publicar una colección de cuentos sobre el Camino de Santiago.
-¿Por qué el Camino de Santiago?, ¿qué significa para ti?
Es algo que conozco desde que tenía 15 años, he estado docenas de veces en Santiago de Compostela. En septiembre de 1999 hice la peregrinación comenzando en el Puerto de Somport y desde entonces he seguido con el tema ya como peregrino, de hospitalero, o de simple colaborador de algún modo con el Camino.
-Sin duda algo has vivido durante esa experiencia que te ha hecho sumergirte tan profundamente en el tema. Háblanos de tus experiencias en el camino.
Caminar durante 33 días, el primer recorrido que hice, te hace conocer un mundo bastante diferente al que vivimos todos los días. Ya tenía la experiencia de montañero desde chaval, los campamentos y refugios de montaña, la convivencia con gente de cualquier rincón del mundo. Pero en el Camino se dan unas circunstancias especiales que resultan prácticamente irrepetibles. Por la religiosidad y espiritualidad que se respira recorriendo los caminos milenarios; pues por Camino no me refiero solo al Francés sino a todos cuantos llegan o salen de Compostela.


-Todos los personajes de tu libro se van transformando al hacer el camino, sumergidos en un halo místico; cada uno según la razón por la que lo hace.¿Es tu manera de reflejar, a través de los cuentos, tus experiencias personales?
Algo habrá de ello; al ser cuentos fantásticos te tomas licencias al escribir que si fuera un relato o diario de una experiencia del Camino no harías. Cada cuento tiene un por qué, un tema, un lema, un pequeño misterio, que se añade al gran misterio que es el Camino en sí y que atrae gente cada año por miles y miles. Ten en cuenta que algunos cuentos han sido escritos en sitios tan dispares como Jaca, Burela, o Compostela, por ponerte un ejemplo.
-Sin embargo, es posible que la masiva afluencia de personas de todo el mundo, haya comercializado la ruta y la haya desviado de los antiguos valores que guiaban a los viejos peregrinos. ¿Es tu libro una crítica a esa superficialidad manifiesta en algunos casos y un reclamo a la vuelta de los verdaderos valores?
No importa que vengan al Camino un millón de personas anuales y que florezcan comercios de todo tipo a su vera. En la Edad Media hubo años que vinieron a España cientos de miles de peregrinos y de ahí el esplendor de Compostela y otras ciudades del Camino. El libro es más una llamada a hacer una peregrinación, con el sentido que han tenido las peregrinaciones desde hace miles de años en todo el mundo a los más diversos santuarios de todo tipo de confesiones religiosas. Si no se intenta ser o llegar a ser peregrino lo que haces es turismo, senderismo, trekking.


-Según tu visión personal: ¿qué significa para ti ser peregrino o ser turista?
Es bien sabido que el turista exige y el peregrino agradece. Si voy a Compostela de vacaciones y el hotel no me satisface presento una reclamación, armo jaleo, exijo lo que tenga que exigir pues lo pago de mi bolsillo. Si estoy de peregrino, llego a las tantas a un albergue donde me acogen, me ofrecen sus servicios, y puedo disfrutar de su descanso y compañía, no puedo por más que agradecerselo. Y si tengo pagar algo pues lo pago y en paz. Para ser peregrino tienes que decidir serlo y ¡buscarlo!
-Entonces, sin duda animas a cualquiera que se decida a hacer el Camino a sumergirse de lleno en el ambiente peregrino, alejándose de todo ambiente mundano. ¿Tal como hizo Marcial, uno de los personajes de tu libro, que una vez impregnado de la esencia del camino ya no pudo dejarlo?
Animo a conocer unas sendas llenas de historia, de personas, paisajes, momentos especiales y a buscar una convivencia con personas afines espiritualmente con tu manera de ser y de vivir. Y lo curioso es que terminas encontrándolas y resultan ser de Nueva Zelanda, Uruguay, o Corea del Sur. Y eso te hace pensar un poco. También las largas horas que pasas caminando al aire libre te ayudan a replantearte muchas cosas de la vida diaria. Cómo llevas el día a día.

-De la lectura de tu libro me ha llamado la atención la historia de "Flora". ¿Corresponde a un personaje real que vivió una experiencia similar?
El primero de los cuentos sobre el Camino que escribí fue "Corre, Flora, corre". Estaba en Burela recorriendo con mi novia el camino que va por la Marina lucense por Foz, Vivero, etc; y no paraba de preguntarme porqué me gustaba tanto el tema peregrino y qué tenía de especial. Así que pensé que con un cuento le daría mejor a entender el misterio del Camino y cómo lo percibo yo. Una mezcla de realidad y misticismo; unas personas que tienen una parte mortal, material, carnal, y otra casi siempre imperceptible, posiblemente inmaterial, y eterna en el mejor de los sentidos. Mediante una fantasía quise introducirla en algo que en sí mismo es inaprensible. Al final del cuento, a la peregrina, después de tal experiencia como la narrada tan solo le queda un perfume espiritual que solo ella puede percibir pero le resulta imposible de negar. Es lo que ocurre a cualquier persona que ha tenido experiencias de este tipo; no puedes demostrar nada pero te queda para siempre. 
-Tus cuentos están llenos de referencias a las estrellas y a las constelaciones, tan relacionadas con el Camino de Santiago y la Vía Láctea. ¿Es un reflejo de tu profunda afición a la Ciencia Ficcion?
Uno de los primeros libros que leí de niño fue La isla misteriosa, de Julio Verne, a penas tenía 6 años. Tengo en casa algunos cientos y no sé cuantos habré leído. Pero lo de las estrellas y las constelaciones va relacionado íntimamente con el Camino y los personajes. Uno de ellos es astronauta y algún guiño habrá a la ciencia ficción pero son cuentos fantásticos y eso otra rama de la literatura.



Bueno, pues aquí llegamos al fin de ésta conversación. Te deseo suerte en la publicación de tu libro y que ésta experiencia te anime a continuar escribiendo en el futuro.

sábado, 21 de mayo de 2011

Por el Camino Mozárabe Sanabrés de Santiago: de Requejo al Santuario de La Tuiza



En el verano de 2004 la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León hicimos el tramo del Camino Mozárabe Sanabrés entre Requejo y el Santuario de La Tuiza. Estas son las pocas fotos que tengo de recuerdo. Tras parar a desayunar en Puebla de Sanabria llegamos con un día esplendido a Requejo y rápidamente tomamos las mochilas y nos pusimos a caminar pues la etapa es larga y con bastantes cuestas.

Al salir de Requejo la primera decisión: ir por el monte, poco señalizado en aquellos días, o por una pista paralela a la carretera nacional, decidimos tirar por el monte y la decisión fue la acertada pues es paisaje muy bonito y entretenido para caminar.


Un caminito lleno de regueros, setas y flores, nos llevó hasta Padornelo; y paramos a hacernos fotos junto a la iglesia.



Junto a un par de compañeros de la asociación paré delante de la iglesia de Padornelo. A continuación marchamos hasta Lubián donde nos detuvimos a comer y comprar algunos recuerdos de la tierra zamorana, como garbanzos e incluso un jamón que íbamos catando en las paradas. ¡Mucho mejor que las barritas energéticas!



Después de comer continuamos caminando hasta el Santuario de la Tuiza; bajamos el tramo con un bochorno impresionante y mucha humedad.

Era el día de la Romería al Santuario de la Tuiza, del siglo XVIII, y había una buena fiesta en el exterior con gran reunión de gallegos y zamoranos, a los que nos unimos los dos autocares de leoneses que llegamos aquel día haciendo el Camino. En el interior una coral de la ciudad de Zamora dio un recital extraordinario que tuve la gran suerte de poder disfrutar antes de tomar el autocar y volver a casa. Que al día siguiente había que trabajar.

Gigante pecador

Los toros de Gerión pasaron
Bajo siete estrellas vigilantes
Y nueve peregrinos les siguieron
Buscando un olvidado tesoro.
Se fueron sin ver un viejo cansado
Y olvidado de su antiguo oficio
Un gigante pecador
Y una niña que en la mano lleva una flor.

Mueve el viento

Mueve el viento las hierbas del Camino
Doce hálitos las pasiones de los hombres
Pisa el caminante las duras piedras de los senderos buscando los mojones
Se le revuelven las emociones
Los rayos solares se ahúman entre las nubes
Las palabras ciegan los corazones
El dulce trino del ave
Semeja un canto angélico
Abre los ojos del peregrino ciego
Y remanso de infinita paz le ofrece
Mueve el viento las hojas de los árboles
Y todo es vano
Solo resta caminar.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Camino de las luciérnagas 16. Amable doncella.

La antigua serpiente se arrastraba entre los helechos y pinares del mundo aún joven. La joven doncella y sus cuatro mejores amigas caminaban presurosas a la puesta del sol. A ver la vieja enemiga del hombre escondida bajo un rosal con una buena estaca la doncella su cabeza aplastó. Tomando las rosas del arbusto florido ella y sus amigas su cabeza adornó y un perfume prodigioso la tierra cubrió.
Amable doncella ¡gracias por tu noble acción!  Que para ti y tus compañeras se llenen los caminos de amor, y, vosotros, hombres cansinos, levantaos y caminar sin temor; ya la tierra está limpia y pura y nace una nueva ilusión.
Amable doncella.
Cuentos del Camino de las luciérnagas.

domingo, 15 de mayo de 2011

Tres miradas. Camino de las luciérnagas.


Tres miradas.
Camina por las calles de la ciudad del caracol entre gritos y risas, el verdín esmeralda de las piedras, el olor a marisco y tarta de almendra con paso decidido y veloz cual pantera; hay miles de personas entrando y saliendo de tiendas y bares, las flores en las ventanas, la ropa, ¡cómo visten las lugareñas! El calzado, los diversos maquillajes, malabaristas, cantantes, cuentacuentos, y estatuas humanas, en cualquier parte; el color de las piedras, el agua de las fuentes, ¡los hombres! El gran templo medieval, sus plazas entorno, el sonido de gaitas, guitarras, los cánticos, gente disfrazada distrae a los turistas, el sol por todas partes. Sentada en el suelo, recordando las brumas y luces de las tierras del norte espera Laiba la llegada del guerrero soñado entre tanto hijo inútil de Baco como tiene a su alcance. El viejo toro sestea y la doncella dorada se escapa, vencida y amada.

Las bonitas escaleras, sin mochila ni bordón, se suben sin querer. Abajo la fuente arriba la puerta de Platerías ¿qué esconde su interior? ¿Hará frío con este sol? Sus altas columnas, la claridad, el brillo del oro, el olor inconfundible del incienso, las estatuas, tantas estatuas del Alto Señor Patrón de la Cristiandad, el matamoros, el peregrino, ¡qué diferentes de la que vi en mi visión! ¡Qué perdido anda el mundo! Y siempre lo estuvo. Mis antepasados, los unos viviendo felices en selvas y montañas y los otros llevando este símbolo conquistador por bandera. La luz y los rumores de las gentes antes de empezar la misa peregrina. ¿La fe? Tantos nuevos descubrimientos, los inmensos conocimientos, la conexión en red, la nube de datos que tiende al infinito, y nuestro cerebro incapaz de asimilar tantos cambios y tan rápidos, tanta información incesante; ¡Cómo se nota al estar un mes caminando por los campos y montañas! Ya ni miramos las flores, las estrellas, la sonrisa de un recién nacido. Solo una continua conexión sin motivo aparente. Como si estuviéramos en ebullición. ¿Y la luz? La luz interior. La nuestra propia. No viene con nuestro cuerpo; hasta las pulgas tienen más genes que nosotros. Cantemos, cantemos himnos de alabanza al Creador y en silencio confiemos en que esa luz interna salga al exterior pues somos las luciérnagas del Señor. Descansa Nicasia y escucha su canción.

Pasas de nuevo, Némesis, entre gentes y piedras, y nada parece cambiar. Dos tórtolas blancas sobre las torres de la catedral y gente atolondrada que vive sin pensar ni saber qué y quienes les dominan. Caminan y sueñan pensando en mundo mejor pero nada hacer por conseguirlo.  Miran las cosas, miran sus rostros, hacen como que se hablan y escuchan; saben lo que saben y siguen como sin saber. Actúan de manera maquinal y con más y más maquinas entierran sus escasas ilusiones. Vienen desde los cuatro puntos cardinales a visitar un sepulcro y no miran la vida que tienen ellos mismos. Como si fueran piedras o adobes,  con sus sudores otros edifican sus palacios y torreones, como si fueran cárceles sus ánimas se desesperan por un cuerpo falible y caduco, como si fueran fieras feroces saltan o les hacen saltar los unos sobre los otros; habiendo alimento y riquezas para saciar  más de diez mil millones la inmensa mayoría vive en la mayor de las miserias o se muere de hambre. Si alguien les indica las estrellas para saber de que están hechos sus cuerpos no miran más allá del dedo que lo indica, si alguien le indica la luz divina que cada uno tiene en su interior miran al que se lo señaló. Si alguien les dice que esto se puede cambiar y vivir mejor, sin destrucciones, sin guerras, sin miserias, sin hambres, le preguntan ¿de dónde has sacado esa idea de esto se puede cambiar? La respuesta de Danika es: Un universo entre millones de universos y a vosotros os ha tocado el mejor; un planeta entre millones de planetas y a vosotros os ha tocado uno maravilloso. Tenéis la inmensa suerte de estar vivos ¡y no vais a hacer nada!

Bosquejo de un nuevo cuento para Camino de las luciérnagas titulado Tres miradas.

miércoles, 11 de mayo de 2011

V Carrera Pedestre de las Tres Leguas Castellanas del Camino de Santiago.

Siento no poder ir, aunque solo fuera para ver salir y llegar a los participantes. Un saludo desde León a los de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Avila.

martes, 10 de mayo de 2011

Un día en el Camino con Txema bicigrino

Avisado por Manuel Rossi, el del Camino de Uclés, y aprovechando que estaba de descanso, tuve la gran suerte de conocer a Txema, el bicigrino de Lleida, y pasar un día de Camino en su compañía.

Subí a buscarle a la entrada de León y le encontré en la pasarela sobre la autovía cerca del edificio de Caja España. Con bastantes dificultades bajamos hasta Puente Castro y cruzamos el puente sobre el río Torío.

Por las aceras llegamos a la entrada de León y nos adentramos en el casco antiguo.

Entrando por Santa Ana hacia Puerta Moneda y La Rúa nos dirigimos al centro de la ciudad.


Paramos ante el edificio Botines, de Antoni Gaudí, y la Diputación a hacernos unas fotos. Un muchacho indonesio enseguida trabó amistad con Txema y nos acompañó hasta la catedral.

Apenas llegar a la plaza de Nuestra Señora de Regla ambos se pusieron a hacer fotos mientras le sellaban la credencial.

Mientras hacía sus fotos de recuerdo no paraban de llamarle por teléfono familiares y amigos así que paramos en un bar cercano a tomar un café para después continuar hasta San Isidoro y San Marcos.

Paramos un rato ante San Marcos para que Txema conociera el arranque del Camino al Salvador de Oviedo y, después, el Parador Nacional, por fuera, y hacer un montón de fotos.

La subida a La Virgen del Camino fue dificultosa por algunas pronunciadas pendientes que le obligaban a un esfuerzo tremendo.

Paramos en un bar de la Virgen con un recuerdo simpático y emocionado hacia los del foro del Bicigrino.
http://www.forobicigrino.com/. Que tanto hacen por el camino y por los que andamos en bicicleta o similar.



Después paramos ante el Santuario de la Virgen del Camino que a Txema le encantó. Tanto la puerta de San Froilán como el grupo escultórico de la entrada principal. Tras sellar la credencial continuamos para buscar la mejor salida de la Virgen en dirección a Villadangos.



Al salir de la Virgen del Camino me equivoqué al indicarle por el camino peregrino, apenas asfaltado al principio y tuvimos que retroceder y salir a la Carretera Nacional para que Txema pudiera continuar hacia Villadangos que es el final de etapa que tenía programado. Confío que haya llegado bien a pesar de tráfico y las cuestas constantes.
Un abrazo para siempre. peregrino Txema de Lleida.
Un corto vídeo para que se vea su esfuerzo y las dificultades por las que pasa Txema en el Camino.