lunes, 30 de enero de 2017

Camino Lebaniego a Santo Toribio. Primera etapa: León a Santa Olaja de Eslonza.

Ayer domingo, un día lluvioso y oscuro como culo de lobo, comenzamos una nueva peregrinación con la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León a Santo Toribio de Liébana, Cantabria. Un grupo de amigos haciendo la foto de rigor ante la catedral de Santa María de la Regla.

Partimos hacia el Puente de Villarente por el trazado del Camino Real Francés pero en sentido contrario. Apenas había un alma por la calle a las 08.30 horas, si acaso un grupo de turistas japoneses y gente comprando churros para el desayuno en Santa Ana. Y allá vamos, bien tapaditos a mojarnos por los caminos.

Una vez cruzamos a Puente Castro ya dejamos atrás la ciudad y comenzamos a subir hacia El Portillo.

La moderna pasarela sobre la autovía evita percances mayores a los peregrinos y bien que se agradece su construcción. Después toca atravesar el polígono industrial del Portillo y continuar caminando por Valdelafuente, Arcahueja y San Felismo.

Como no paraba de jarrear no fueron muchas las fotos que pude hacer pero a muchos peregrinos les sonarán estas imágenes de haber recorrido este territorio en sentido contrario.


A la vera del Camino de Santiago, especialmente llegando ya a Puente Villarente, se ven pequeños arbolitos, apenas unos palmos se alzan del suelo. Son el fruto de la siembra que nuestra Asociación realizó en diciembre de 2012 y habrá que esperar unos años para verlos bien altos pero mereció la pena ir sembrando el Camino y conseguir darle otro aspecto más natural.

Tras parar un rato en Puente Villarente a tomar café y dejar escurrir un poco la ropa continuamos el Camino Lebaniego cruzando el puente por el arcén izquierdo y después continuar en dirección a Gradefes por la carretera comarcal LE-213 y salir a un andadero, a mano derecha de la carretera que nos lleva a Villarente.


Atravesado el pueblo continuamos por la pista hasta encontrar otra que viene por la margen derecha del Río Moro y por ahí nos vamos hasta Villafañe, Palazuelo de Eslonza, que no se entra al pueblo, y Villarmún. Ya nos queda poco, y por el camino de Jano nos llegamos hasta Santa Olaja de Eslonza saliendo a la altura de la iglesia.

Muchos compañeros se quedaron a secarse y comer un buen cocido en el restaurante El Portalón.
https://www.facebook.com/elportalonsantaolaja/



En Santa Olaja hay que rendir visita a las ruinas de San Pedro de Eslonza, que fue un cenobio muy importante en el milenio pasado.
https://es.wikipedia.org/wiki/Monasterio_de_San_Pedro_de_Eslonza

Como eramos tres autocares de asociados un buen grupo nos fuimos a comer Donde Nuria y meternos entre pecho y espalda un buen cocido montañés.
Donde Nuria


Os recuerdo que el próximo 12 de febrero haremos la segunda etapa: Santa Olaja de Eslonza a Carbajal de Rueda. Apuntaros el día 6 antes de que se llenen las plazas de los autocares.