viernes, 4 de marzo de 2016

Poemas al tren.

El tren

Ígneo pulmón de férreo paso
que ruges y vomitas a los cielos
nubes de humo y vapor.
Grandeza que por camino escaso
vas amigado con los suelos
dando orgullo y pavor.

Tu cuerpo tiembla, se estremece,
tu alma vibra y palpita
con furor.

Te vas, lento, y a veces
con furia nueva y maldita
traes dolor.

Llegaste, solo te espera el reposo
de aquel que al caminar
llama pasión.
Duermes para un mañana venturoso
que traerá otro despertar
a tu canción.

Poema de don Carlos Magaz Martinez-Melcón, ferroviario y residente en Gijón, escrito allá por febrero de 1984.


Yo, para todo viaje
-Siempre sobre la madera
de mi vagón de tercera-
voy ligero de equipaje.

En tren, poema de Antonio Machado.