viernes, 27 de noviembre de 2015

Hospitaleros Voluntarios, boletin de noviembre 2015

Se va terminando el año. El tiempo corre y corre, ya nos hemos plantado en noviembre y queda finalizar el curso con el anual Encuentro de Hospitaleros y la atención de los peregrinos que pasen por el Camino en lo que resta de este mes y el de diciembre.
Está siendo 2015 un año pródigo en celebraciones por nuestro XXV aniversario. Un cuarto de siglo que merece la pena celebrar, seguir celebrando.
A la actividad habitual de Hospitaleros en cursillos para nuevos voluntarios, cursillos para veteranos y, claro, la acogida a los peregrinos, se unió desde pronto en el año una serie de actos destinados a esta efeméride. De algunos de ellos fuimos dando noticia en este boletín y a través de la página web de la Federación así como de la revista Peregrino. De otros, lo haremos después de estas líneas.
Quede constancia de los actos que se programaron y llevaron a cabo y que, como es costumbre, contaron con la entusiasta participación de los hospitaleros voluntarios.


Una peregrinación a Roma. Audiencia papal.
Unos 60 hospitaleros voluntarios asistieron a la audiencia general de S.S. el Papa
Francisco el pasado 9 de septiembre de 2015 en la plaza de San Pedro de Roma. La iniciativa para esta peregrinación partió de Laura Monastier, una veterana hospitalera y colaboradora con Hospitaleros, la revista Peregrino y la Federación propiamente, que se encargó de todo lo necesario para que el grupo llegara hasta la columnata de Bernini en las primerísimas horas del día 9.
Hospitaleros italianos y españoles (entre los que se contaba con la presidente de la FEAACS) vieron en esta audiencia otro modo de celebrar los XXV años de
Hospitaleros Voluntarios.
El grupo hizo llegar al Santo Padre dos regalos alusivos a Hospitaleros y su aniversario y, en la plaza de San Pedro, mientras Francisco se movía entre los romeros, recogieron para él el muñequito que desde nuestros orígenes identifica a Hospitaleros de la Federación.
Escuchamos su directo saludo a Hospitaleros en medio de la algarabía que su presencia provoca y las palabras de su catequesis con respeto y en silencio. Palabras referentes a la familia terrenal y a la Iglesia como familia espiritual. Aludió a la relación que la Iglesia y las parroquias han de tener con las familias para que éstas se impliquen más en la vida cristiana. Y habló de acogida y hospitalidad sin distinciones basándose en la solidaridad que es la enseñanza de Jesús desde su primera aparición pública.
En la tarde de tan intenso día, el grupo asistió a misa en el altar mayor de la Basílica de San Pedro que estuvo concelebrada, entre otros, por don Jesús, el párroco de Grañón y don José Ignacio, el párroco de Santiago el Real de Logroño. Y después, la emocionante visita al lugar más santo del templo: la tumba de San Pedro.
El jueves comenzaron las despedidas no sin antes volver a San Pedro para celebrar de nuevo la Eucaristía en la capilla de San José con don Jesús como oficiante y los cánticos de algunos hospitaleros de buen hacer. Al final, todos juntos entonamos con buen ánimo frente al poderoso baldaquino, Le Chant du Pelerin –un himno para Hospitaleros-.
La emoción mayor nos esperaba a la salida del templo cuando “volvió” a nosotros el muñihospi, ahora bendecido por Francisco que, al tenerlo en las manos, hizo notar la forma de Cruz de nuestro emblema al tiempo que nos recomendaba ser misericordiosos.
Guardaremos con honor y devoción este colgante, las enseñanzas del Papa y su
recomendación.

De la rev. “Peregrino” nº 161, octubre de 2015.
·0-)(-0·
Viaje de convivencia a Bretaña. El finisterre de Francia.
Marie Eckhardt, una veterana hospitalera francesa, propuso a fin de 2014 enmarcar dentro de las actividades para la celebración del XXV aniversario de Hospitaleros, una excursión a Bretaña.
Dicho y hecho: Marie comenzó la preparación de este encuentro entre hospitaleros en territorio francés y ya en el Encuentro de Llíria se avisó que esta actividad pronto estaría anunciada en el Boletín de Hospitaleros.
Y llegado el día, más de cincuenta hospitaleros voluntarios se citaron en Vitoria para iniciar desde allí viaje y encontrarse, ya en territorio bretón, con otros hospitaleros franceses, suizos, italianos e ingleses.
El apretado programa tuvo como resultado que los hospitaleros conocieran en
profundidad la zona, sus costumbres y gastronomía además de los atractivos turísticos que Bretaña esconde, pues no en vano estuvieron acompañados en cada momento por tres hospitaleros de la zona.
La Ancienne abbaye de Landevennec; la capilla de la Virgen en Cammaret, el
departamento de Finistère y el parque natural de L’Armonique o el Ponte Saint-Mathieu - que es el lugar más occidental de la Francia continental e inicio de un Camino a Santiago forman parte de la abultada lista de lugares que los hospitaleros visitaron en esos días.
En definitiva un exitoso viaje por el Finisterre francés en unas jornadas de convivencia entre hospitaleros que, en algunos casos se veían por vez primera pero a los que unía el mismo lazo: la Hospitalidad.
·0-)(-0·
Misa en Grañón
Otro de los actos programados para la celebración del XXV aniversario de Hospitaleros fue una misa por nuestros difuntos. La fecha escogida fue el 31 de octubre y el lugar Grañón. Una vez más debemos agradecer profundamente a don Jesús, el párroco y titular del albergue de San Juan Bautista, su generosidad poniendo a nuestra disposición el albergue para la posterior comida de fraternidad y antes, su templo y su tiempo para dirigir una Eucaristía dedicada a todos los hospitaleros que nos precedieron en la muerte.
Después de la homilía, los presentes honraron a los hospitaleros fallecidos desgranando sus nombres con la solemnidad que el acto imponía mientras íbamos depositando ante el altar un clavel blanco y una velita encendida por cada uno de ellos.
Permitidme la falta de humildad pero…¡qué bien, qué bonitos y qué emocionantes son algunos de los actos que Hospitaleros organiza! Se creó un ambiente muy recogido, propio para lo que se estaba haciendo, propio para recordar a los hospitaleros que ya nos faltan.
Terminamos en la iglesia con el recitado –y cantado- de un poema de Miguel Hernández.
Y después, como cualquier familia que tras visitar el cementerio el día de Todos los Santos se reúne a comer, hicimos lo propio.
Desde algún lugar en la casa del Padre ellos nos acompañan y protege; sigamos
trabajando como hospitaleros en su recuerdo y por su memoria.


Un premio:
En la mañana del sábado 31 de octubre se falló en Madrid el “Premio
Internacional Trifinium Jacobeo": a una vida, una obra y un programa de
actuación”, instituido por la Federación Española de Asociaciones de Amigos
del Camino de Santiago con carácter trienal para reconocer desde las tres
modalidades del premio a aquellas personas, colectivos, instituciones, etc., que
se han significado contemporáneamente en pro del Camino de Santiago y
hayan contribuido con el bien al desarrollo de la peregrinación jacobea. En la
actual edición 2012-2015 los galardonados han sido: la figura de José María
Alonso, en la modalidad de “una vida”; el Cabildo de la Catedral de Santiago,
en la modalidad de “una obra” y los Hospitaleros Voluntarios en la modalidad
de “un programa de actuación”.
El hecho de premiar a “Hospitaleros Voluntarios”, que son un grupo
dependiente de la propia Federación, hizo que fuera ampliamente debatida
esta cuestión y conveniencia por el jurado, que finalmente se inclinó por su
nominación por cuanto el grupo de Hospitaleros está compuesto por voluntarios
que ejercen la hospitalidad como decisión personal, en gran parte sin
pertenecer a ninguna asociación, y de ejercer la hospitalidad con todos y
cualquier peregrino que llame a su puerta en inequívoco ejercicio universal.
Tras examinar y deliberar sobre las distintas nominaciones propuestas por las
asociaciones a cada una de las tres modalidades del Premio, los miembros del
Jurado acordaron fallar primeramente el Trifinium Jacobeo a “un programa de
actuación”, resultando premiado Hospitaleros Voluntarios.
Nacidos en 1990, hace 25 años precisamente, desde las páginas de la revista
Peregrino y en el seno de la Federación, es el grupo multinacional de
voluntarios que responden con generosidad a la bandera de la tradicional
hospitalidad jacobea que enarbola la Federación, a cuyo alrededor han ejercido
estos años la hospitalidad altruista un inmenso grupo de unos 5.000
hospitaleros voluntarios, de todas la provincias de España y un buen número
de países extranjeros, que trabajaron durante estos años en un conjunto de 60
albergues y, en la última década, han acogido a cerca de 3.500.000 de
peregrinos indistintos de manera generosa, atendiendo principalmente a su
descanso pero también a su salud acudiendo con él a los servicios sanitarios
locales cuando es menester..
Hasta aquí el anuncio en la web de la Federación, del fallo del Jurado de los
Premios Trifinium Jacobeo en lo relativo a Hospitaleros Voluntarios (se puede
consultar completo en
http://www.caminosantiago.org/cpperegrino/prensa/verprensa.asp?PrensalD=9
857)
La ceremonia de entrega de este galardón tendrá lugar en Santiago de
Compostela el día 5 de diciembre próximo en un acto organizado en el Hostal
de los Reyes Católicos.
Desde el Boletín de Hospitaleros, la voz más directa de Hospitaleros
Voluntarios, no podemos más que agradecer por este reconocimiento que, en
todo caso, deberá hacernos trabajar más y mejor por los peregrinos que van a
Santiago. Llega justo cuando cumplimos veinticinco años y será un acicate
para seguir en la senda marcada, hace ya tanto tiempo por los primeros
hospitaleros, que no es otra que la Hospitalidad (con mayúscula) tradicional en
el Camino de Santiago.
*-*-*
Nos veremos en el Camino
S.S. el Papa Francisco convocó para 2016 el Jubileo Extraordinario de la Misericordia que comenzará el 8 de diciembre. Como lógica consecuencia, la Archidiócesis de Santiago de Compostela abrirá desde el 13 de diciembre la Puerta Santa, invitando D. Julián Barrio, arzobispo de Santiago, a peregrinar a la Iglesia diocesana y acoger la indulgencia plenaria jubilar. Será un “nuevo año santo” y, por lo tanto, habrá peregrinos que acoger. Será nuestro momento; el de practicar la misericordia a la que nos impelió el Santo Padre en Roma.
Y para concluir, dos logros más.
El libro escrito por los hospitaleros para el que se solicitó desde este Boletín vuestra participación y un sello conmemorativo de nuestro cumpleaños.
La obra “Hospedando. 25 años de historias y anécdotas de Hospitaleros voluntarios” se presentará durante el Encuentro de Hospitaleros de Santiago de Compostela. En ella han participado casi 200 voluntarios con sus relatos, para componer un curioso y cariñoso retrato de veinticinco años de Hospitalidad.
El sello, que también se presentará en Santiago, fue puesto en circulación por
Correos a finales 2015 dentro de la serie filatélica “Tu Sello”.
No queremos cerrar este boletín sin enviar un fraternal abrazo a nuestros
compañeros franceses tras el horror que todos hemos vivido por los atentados de
los yihadistas el pasado 13 de noviembre.
Y finalizar, ahora definitivamente, con el deseo de los mejores días de Navidad y Año
nuevo.
Que el Niño Jesús nos acompañe siempre.