martes, 8 de septiembre de 2015

Albergue de Calzadilla de los Hermanillos, León. Visitando a los hospitaleros voluntarios.

El lunes tenía descanso y aproveché para visitar a un par de amigos que están pasando unos días como hospitaleros voluntarios en Calzadilla de los Hermanillos, en la llamada Ruta Trajana pues por allí pasa la vieja calzada romana.

Aprovechando un tren regional me acerqué hasta Sahagún y después de esperar que amaneciera y tomar un buen café con leche me dispuse a seguir a los peregrinos madrugadores por el Camino de Santiago.

La salida de Sahagún es un bonito andadero hacia Calzada del Coto. Aprovechando el frescor matinal se anda bastante rápido.

La primera parada fue para admirar Calzada del Coto, donde nunca había estado. Un millón de golondrinas volaban sobre las cabezas peregrinas.

Un largo tramo por el campo, primero por campos de cereal y después atravesando un robledal magnífico nos acerca a Calzadilla de los Hermanillos. Una pareja de águilas reales sobrevolaba la zona y un grupo de corzos ramoneaban en la fuente del peregrino, un poco antes de llegar al pueblo. Ya tenemos el albergue a la vista.

Manuel Rossi y su esposa María están esta quincena de hospitaleros voluntarios y no podía perder la oportunidad de ir a visitarles. En cuanto llegan los peregrinos comienzan las labores para alojarlos.

Pero siempre hay un momento para tomar un café con un viejo amigo peregrino.

No os imagináis el trabajo que da llevar un hospital de peregrinos, aunque sea uno pequeño. Todas las mañanas cambiar las sábanas y lavar las de la noche anterior es una minucia con el trabajo que dan los peregrinos.

Tengo que volver a Calzadilla a echar unas manos en el frontón con ese viejo peleón de Rossi.


Después Manuel me acompañó hasta El Burgo Ranero a buscar un buen sitio donde comer. La Costa del Adobe, me pareció excelente. Volveré en cuanto me sea posible.
¿No os gustaría ser Hospitalero Voluntario? ¿Conocéis el Camino de Santiago? ¿No? ¿A qué esperáis? Animo.