miércoles, 9 de abril de 2014

De Ranedo de Curueño hasta Aviados por el Antiguo Camino de Santiago.

Ayer pude disfrutar de un estupendo día primaveral y aprovechando que estaba de descanso fui a repasar una parte del Antiguo Camino de Santiago por la provincia de León.
Realicé algunas variaciones sobre el Camino señalizado que me parecen tanto o más interesantes. La primera variación al salir de Boñar y subir al Collado Roisanto es no bajar a Otero de Curueño, en la foto, y después hacia La Vecilla de Curueño. Continuaré hacia Valdepielago para cruzar el río Curueño por el puente romano.
Es solamente una idea para aquellos peregrinos que no deseen pasar por La Vecilla, por la causa que sea; no hay pérdida y se visitan lugares muy interesantes.

El cambio consiste en seguir caminando por la carretera local y bajar a Ranedo de Curueño. Al fondo vemos la mole de piedra caliza de la Peña Valdorria.

En Ranedo de Curueño se encuentra la casa rural El Canto del Gallo, muy recomendable para pernoctar.
http://www.elcantodelgallo.com/

Ranedo del Curueño es un lugar famoso por la cría de gallos de pluma; las plumas de estos gallos del Río Curueño son extraordinarias para realizar señuelos para la pesca de trucha. Bajamos al castro y allí se encuentra la iglesia de San Roque. Continuamos camino por la carretera en bajada hacia el río.

En apenas un kilómetro llegamos a Valdepiélago y cruzamos el río Curueño por el puente romano; llamado Puente de los Verdugos y que hace pocos años fue restaurado. Si continuásemos por la margen derecha del río podríamos subir hasta el Puerto de Vegarada y Asturias siguiendo las trazas de una calzada romana.
En Valdepiélago también hay casas rurales donde poderse alojar:
http://www.leonrural.com/
Si queréis saber más sobre este municipio podéis pinchar en este enlace:
http://www.valdepielago.com/


De Valdepiélago salimos por una carretera local y tras un par de buenas cuestas llegamos a La Mata de la Bérbula. Tenemos una estupenda vista del collado Roisanto y todo el Valle de la Vecilla del Curueño; un poco más allá de la iglesia de San Bartolomé encontramos una casa blasonada.
Continuamos caminando atravesando el pueblo. Estos pueblos, muchos de ellos están edificados sobre antiguos castros prerromanos pertenecientes a tribus de los pueblos cántabros y astures.

Se continua camino saliendo de La Mata de la Bérbula por una pista forestal, no por la carretera que baja a La Vecilla. No tiene pérdida, justo en la última casa del pueblo.

Pero, eso sí, en un punto del camino la pista se divide en dos. Una, la que va más por el monte te lleva directamente a Campohermoso, y la otra, por la que yo continué al seguir recto baja a la urbanización de Tinamayor, contigua a la Estación de La Vecilla.
Tampoco es tanta la diferencia, apenas cien metros por la carretera y ya estamos en Campohermoso.

En Campohermoso hay una flecha indicativa del Camino para proseguir por la carretera. No se lo recomiendo a nadie seguir por ella, es muy peligrosa y los coches pasan a gran velocidad.
Es mucho mejor entrar en el pueblo y seguir los indicativos de la ruta marcada para las bicicletas todo terreno. Se anda algo más, pero vas todo el tiempo por el monte, por pistas forestales, alejado del tráfico rodado y del peligro de ser atropellado. Es mi consejo. Cuanto más lejos de la carretera mejor.

En Campohermoso encontramos estupendas fuentes de agua sanísima, que incluso tienen cacillo para que beban los peregrinos. Después pasamos por la iglesia de Santiago de Campohermoso.
Hago la observación que, al menos en la provincia de León, este Antiguo Camino va pasando sucesivamente por templos dedicados a Santiago, San Roque, y San Francisco de Asís; me parece que ésto lo dice todo sobre la verosimilitud y antigüedad de esta ruta.

Atravesamos el pueblo completamente y justo a la vera de la última casa sale una pista forestal que nos conducirá directamente a Aviados. Una última vista de Campohermoso y el Valle de La Vecilla.

Es apenas un kilómetro de camino pero vas por el monte, con la carretera y la vía del tren a tu izquierda, pero alejadas, y está bien señalizado. Hace pocos días estos montes todavía estaban cubiertos por la nieve pero en un mes la primavera ya se hará notar.
Se llama el Camino del Barrial, no confundir con la calzada romana que venía de La Valcueva a Campohermoso y que desapareció al construir el ferrocarril de Matallana a Valmaseda.


Sobre las 13.00 horas llegué a Aviados y me tomé un tiempo de descanso para repostar energías. Apenas un par de horas me llevó caminar desde Ranedo hasta Aviados.
Mañana subiré unas fotos para ilustrar la continuación: de Aviados a la Estación de Matallana.

Aquí tenéis el plano del Valle de La Vecilla. La variante por Valdepiélago está marcada en azul. La diferencia a mayores no llegará a un kilómetro.