jueves, 26 de diciembre de 2013

Se ha quemado el Santuario de la Virgen de la Barca, Muxia.

En el día de ayer un incendio, provocado por un rayo, destruyó en gran parte el Santuario de la Virgen de la Barca, en Muxía. Cuando los bomberos llegaron al lugar apenas pudieron salvar algunos bancos y confesionarios del templo.

Todo su interior se perdió irremediablemente, el retablo barroco, los exvotos, las maquetas de barcos antiguos, todo ardió.


Para cuantos hemos peregrinado hasta la Virgen de la Barca siempre nos quedará el recuerdo y una callada oración que dejamos en su interior.

Tanto mi esposa Aurora como yo y, supongo que muchos miles de peregrinos, que hasta allí caminamos algún día confiamos que en breve tiempo las gentes de Muxía puedan recuperar el Santuario da Virxe da Barca.


Tres ángeles y una Señora esperaran remando sobre las olas de la Costa de la Muerte hasta que de nuevo puedan regresar a Su Santuario. Santiago proveerá.