jueves, 19 de septiembre de 2013

Cómo llegar hasta usted en cinco sencillos pasos.

En este blog me llegan multitud de comentarios sobre personas que se sienten perdidas, desorientadas, sin saber muy bien qué hacer o en que dirección. Si no les parece mal les propondré un sencillo sistema de orientación, que nunca le fallará, en no importa que lugar o circunstancia se encuentre. Observen.

Se encuentra usted en el límite observable del universo conocido. El universo tiene una forma de esfera imperfecta y con un radio estimado mayor de 13.500 mil millones de años luz. El contenido de la esfera es ignorado por el momento, pero los científicos suponen que una misteriosa Energía Oscura obliga a que el universo continúe su expansión, por el momento. No saben si la burbuja pinchará en algún momento.


En un rincón de la burbuja universal se encuentra nuestra galaxia Vía Láctea. Es una más entre las 100.000.000 galaxias observadas hasta el momento. Se calcula que esta galaxia contiene más de 300 mil millones de estrellas en su interior.


Una de las estrellas, del tipo más común y corriente, de la Vía Láctea es nuestro sol. Alrededor suyo orbitan 8 planetas de diferente tamaños. Además hay multitud de satélites, meteoritos, cometas, etc.

Uno de esos planetas es el que denominamos Tierra, aunque su característica más reconocible es que la mayor parte de su superficie está formada por masas oceánicas. Hay agua en enormes cantidades en este planeta. Y también tiene una característica especial: es el único planeta conocido que alberga vida. Millones de formas de vida de todos los tipos y tamaños. E incluso vida racional, la suya.

Bien, ya hemos llegado hasta usted.
El universo se expande como un globo hinchable, la galaxia gira constantemente, el sol y su sistema solar también giran en todo momento, el planeta continúa imperturbable en su giro, y usted, usted puede dejar de girar, de ser impulsado a no sabe dónde ni por quien, sentarse en el suelo y tomar una taza de té; y reírse de todo eso que le incordiaba.
Bueno, ya sabe dónde está y, a nada que piense o medite un poco, también sabrá lo que es. Que nunca más se sienta perdido o desorientado, interiormente me refiero, pues para lo demás existen los sistemas GPS o similares.
En otro de mis blogs pueden conocer mis aficiones, entre las que destacan el senderismo y el montañismo, pues me enseñaron a orientarme desde muy niño. En muchas excursiones he hecho de guía, y pocos se han perdido conmigo siguiendo mis consejos. http://ladmis.blogspot.com.es/