martes, 10 de julio de 2012

Camino de Santiago por la montaña. De Boñar hasta Aviados.

Hoy solo pude hacer una etapa corta, pero no por ello menos bonita, del Camino de Santiago por la montaña. El Antiguo Camino de Santiago, muy anterior al tan conocido Camino Francés.
Salí de Boñar hacia el soto y el parque municipal. El estupendo albergue que hay un poco antes me parece que sigue cerrado.

Me acerqué hasta el campamento para recordar viejos tiempos. Está lleno de chavales y da la impresión de que se lo pasan pipa.

Volví sobre mis pasos hacia el puente sobre el río Porma.
Había pescadores por ambas orillas. Las truchas saltan por todos lados.

Una pequeña cuesta te lleva hasta Barrio de las Ollas. La iglesia de San Juan Bautista tenía la cancela abierta y pude subir a la espadaña para hacer fotos. Esta es la campana de San Juan.

Dejamos Barrio de las Ollas por un camino que sube al monte. Una última mirada sobre el Valle de Boñar y nos vamos hacia La Vecilla.
Hay que subir a unas majadas pero el desnivel no pasará de 100 metros y te provee de buenas vistas.

Hay tramos de camino al campo abierto y otros vas caminando a la sombra de los árboles.


Al llegar a Socastillo abandonas la pista y cruzas por este puente sobre el tendido del ferrocarril. Después continúas por la antigua carretera comarcal, cruzas la nueva carretera y sigues otro tramo más. Finalmente hay que andar unas decenas de metros por la carretera nueva hasta que a la altura de Roisanto vuelves a la carretera vieja y sin tráfico.

Es cuesta abajo y enseguida ves el cartel de Ranedo de Curueño. En este punto hay dos opciones para el peregrino: continuar de frente y bajar a Valdepielago o girar a la izquierda y bajar a La Vecilla.
Al fondo Peña Galicia y la Peña de Valdorria.

Ya vamos viendo el Valle de La Vecilla y el Camino hacia Aviados que se encuentra allá al fondo. La Peña Cantable es esa pirámide blanca que asoma, por allí pasaremos en la siguiente etapa.

Pero no vamos hacia Ranedo (me hubiera ido a descansar al Canto del Gallo, que es una estupenda casa rural).
Al ver el apeadero de FEVE dejamos la carretera y bajamos a Otero de Curueño.

En Otero de Curueño llama la atención la muy blasonada Casona de los Alvarez Acebedo. Importantes señores feudales de otros siglos.
Sales del pueblo por una pista que te lleva al Soto y el puente para entrar en La Vecilla. También estaba lleno de críos el campamento de Otero.



Y al fin llegaba, después de un paseo de 2 horas, a La Vecilla.
Donde paré un buen rato a refrescarme en un bar enfrente de la casa consistorial. No continué camino subiendo a la Estación de La Vecilla si no atravesando el pueblo hacia el camping.

 La salida de La Vecilla es hacia la Granja Santa Catalina y la ribera del Curueño, no por la carretera que sube a la estación de FEVE, pero al llegar a la puerta del cementerio, de frente mismo, sale un sendero de pequeño recorrido que te lleva a Campohermoso.
Si siguieramos por la carretera del Curueño llegaríamos a Santa Colomba y Gallegos del Curueño; son pueblos de origen medieval que aparecieron con las repoblaciones del rey Ramiro II El Diablo y sus sucesores en el trono de León. Nosotros seguiremos por el Camino de Galicia que tomamos en Cistierna en dirección a La Robla.


Y por caminos, no muy bien marcados, vas caminando a la sombra. Lo cual es muy de agradecer a las horas centrales del día.
Finalmente llegas un nuevo puente sobre las vías del tren y ya estás en Campohermoso.


Paré nuevamente en la fuente de Campohermoso a refrescarme y comer un poco. Ya me quedaban menos de 2 kilómetros para llegar a Aviados pero eran las tres de la tarde.
Hoy comencé a caminar bastante tarde entre unas cosas y otras.

Otro estupendo sendero bajo los árboles nos conduce directamente a la iglesia de Aviados.
En lo alto del monte aún perduran los restos del Castillo de Gundemaro, el último conde suevo; según cuentan las crónicas antiguas y los cuentistas del pueblo. Yo he escrito un relato con ese título sobre estas viejas leyendas que sale en mi último libro:
Milagro en Benarés

Finalmente paré en el Centro de Turismo Rural Fuente del Oso, de Aviados.
Dio la casualidad que uno de mis hermanos estaba trabajando en el pueblo y esperé en el restaurante a que terminara su labor para volver con él a León.
Otro día continuare El Camino de Santiago por la montaña haciendo la continuación de Aviados a la Estación de Matallana por una senda forestal. Un día que tenga libre.
Un Camino fantástico donde todo está por descubrir y saborear. Os lo recomiendo encarecidamente a los que ya estén cansados de repetir por el Francés. ¡Venir a la montaña y ser los primeros en recorrerlo!


En este plano podéis ver el trazado desde La Losilla por el Camino Rocinero, el final de la etapa anterior, y la salida de Boñar hacia Barrio de las Ollas y la continuación por las pistas forestales que se trazaron para evitar el Prado Gallego y llegar hasta el Collado Roisanto. Desde que cruzamos el río Esla, antiguamente llamado Astura, las referencias a Galicia y lo gallego son continuas; esto es debido a que el río Esla era la divisoria entre las provincias romanas de la Tarraconense y la Gallecia. De ahí la memoria que tanto los valles de Sabero y el de las Arrimadas como su continuación natural hacia el de La Vecilla y La Valcueva se llamaran La Puerta de Galicia.
El Antiguo Camino de Santiago seguía rutas ya muy conocidas en tiempos de los romanos.


 Y en este otro plano la etapa desde Boñar hasta Aviados, marcada en azul. Apenas andaría un par de kilómetros por carretera comarcal y la continuación hasta Robles de La Valcueva es también por el monte. Una preciosidad.
Como siempre, podéis ver mas fotos mías en el blog de la Asociación Leonesa de Amigos del Camino de Santiago:  http://caminosantiagoleon.blogspot.com.es/2012/07/camino-de-santiago-por-la-montana.html