viernes, 27 de abril de 2012

Canciones para el Camino X: El violinista en el tejado

Siguiendo con el repaso de mis viejos vinilos y como recomendación musical para este fin de semana propongo la banda sonora de la película El violinista en el tejado. Una estupenda creacion de John Williams para el film de Norman Jewison titulado en inglés: "Fiddler on the Roof" en el año 1971.
El intérprete es Topol y cuenta con la extraordinaria colaboración de Isaac Stern al violín.
Tiene ya unos añitos el par de discos pero me sigue encantando esta música.


Un vídeo con esta inconfundible canción: ¡Si yo fuera rico!
También me parece un estupendo disco para llevar en tu reproductor de música cuando sales al campo o la montaña y te apetece escuchar algo especial; así que la incluyo en mis Canciones para el Camino

Este domingo otro tramo del Camino del Norte. Asturias.

Este domingo, 29 de abril, la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de León organiza el recorrido de una etapa del Camino del Norte por el Occidente Asturiano.

Partiremos de Novellana, donde lo dejamos el mes pasado, para continuar por Castañeras y Santa Marina hasta llegar a Ballota.

Continuaremos hacia Tablizo y Cadavedo; donde pararemos a comer.

Después de comer continuaremos camino hacia San Cristobal y Querúas.

Finalizaremos la etapa en Canero; junto al hotel del mismo nombre.
Hay trozos de carretera, caminos encharcados y embarrados, paisajes extraordinarios, y a ver si hay suerte y el tiempo acompaña y podemos hacer unas cuantas fotos.
Aún quedan plazas libres en el autocar ¡Os lo vais a perder!

Estos dos planos os ayudaran a orientaros y a haceros una idea de lo que vamos a recorrer.

El pájaro chori

El pájaro chori

El pájaro chori pió y pió
El mundo se durmió
El pájaro chori cantó y cantó
Había un niño dormido y despertó
Pasaba la reina y le habló
¿Qué tiene tu trino?
¿Qué sueña el cantor?
Pasaba una reina
Cantaba el niño hablador
¡Es un mundo extraño!
¡Es la mirada de tu Señor!
Canta el chori y sueñan las dueñas
Cantan los niños y se hacen las tiernas
Callan las almas y esto nunca se oyó.