sábado, 5 de noviembre de 2011

Camino de Sarria, Camino de Santiago

Esta fría y lluviosa mañana tomé la mochila y bordón y marché de nuevo al Camino. Mi esposa, Aurora, me acompañó hasta la plaza de Santo Domingo, en el centro de León, donde mi amigo José Carlos me subió a su coche para llevarme hasta Sarria, donde voy a recomenzar el Camino una vez más. Cinco kilos de mochila y cuatro de aperos sobre mi gastado organismo para intentar solventar toda inclemencia temporal.
 Una pequeña y vieja mochila, el sombrero y el bordón, no necesito más para unos pocos días de Camino.


Al llegar a Rabanal del Camino coincidimos con Santiago Navarro y Gador que decidieron parar en el albergue del Pilar para refugiarse del frío y la lluvia del inclemente día. La suerte de la foto es que en ese momento salió el sol.

Isabel acogió a los helados peregrinos y acompañantes y nos invitó a una botella del mejor vino de la casa. ¡Qué se puede decir! ¿El Camino?
La gente, las personas, eso es el Camino. Las otras cosas son piedras y vicisitudes propias de cada uno.


Después paramos en Manjarín, a saludar a Tomás y charlar un rato con él. Nos contó que marchaba para Brasil a investigar unas apariciones marinas y continuamos hasta Villafranca del Bierzo donde paramos a comer. Antes paramos en la Cruz de Ferro a tomar el aire pero hacía un día inclemente y apenas estuvimos unos minutos haciendo unas fotos. Se nos hacía tarde para comer.

 Una parada para hacernos una foto ante el monumento al peregrino al pasar por La Portela, aún quedaban restos de la fiesta de difuntos.



Parando en Ruitelan, a saludar a los hospitaleros del Pequeño Potala, me encuentro un peregrino gallego, empezamos a charlar, que si es de Santiago, de AGACS, que si toma un chupito, que si esto que si lo otro, que dónde vamos a ir a parar, y si no me saca Jose Carlos y me trae hasta Sarria todavía estamos allí de cháchara.


Hasta mañana, y Buen Camino. Un saludo y un abrazo desde Sarria.
Paré en el albergue O Durmiñento, estupendo y muy recomendable.
Una vez en casa iré poniendo fotos que durante el Camino no pude subir al blog. Confío que os gusten.