jueves, 28 de julio de 2011

Dos ríos

Dos ríos y tres niños
cuatro vientos fugaces
y miles de pájaros
de todos los colores;
los ojos de Dios aquí en la Tierra.
Danzan cual mariposas multicolores
los espíritus de los nobles
y en sus ensoñaciones
ven reir sus soles.
Los ríos suman su caudal
los niños sus corazones
la vida se renueva en millones de seres
y sus bocas siguen alabando la Creación.
Siete peregrinos madrugan y salen a caminar
dos ángeles miden sus pasos y su hablar
Una barca está pescando junto al cabo Turiñán
con sus doradas redes ya han pescado nuestras esferas luminosas
En la noche llora un niño
y el enfermo pena en el hospital
El tren luminoso centellea hacia las estrellas,
en la Tierra nuestras marcas en las piedras quedaran.
Y no se irán.