viernes, 24 de diciembre de 2010

Bon Nadal

Unas cuantas felicitaciones de navidad para compartir con todos vosotros desde Camino de las luciérnagas.


Y también una copia del último boletín de Hospitaleros Voluntarios.

HOSPITALEROS
VOLUNTARIOS
Federación de Asociaciones de Amigos del
Camino de Santiago en España
Redacción: Aptd 315. 26080-Logroño (La Rioja)
Tf. 941.24 56 74. Fax 941.24 75 71.

 

 

BOLETÍN INFORMATIVO. Nº 48

Diciembre de 2010



In memoriam:
Joan Pavía Aragonés
Joan era un veterano hospitalero de los tiempos en que José Ignacio se encargaba de la coordinación de todos nosotros. Mallorquín, su familia nos comunicó su fallecimiento y estuvo en el recuerdo de los hospitaleros que nos reunimos en Santiago.
            Descanse en paz.



Encuentro anual de Hospitaleros Voluntarios 2010

Como es costumbre, la reunión de fin de temporada en Año Santo tuvo lugar en Santiago de Compostela.
La cita era en el Hostal La Salle y para que todo saliera bien empezamos a trabajar en esta reunión en julio de 2009; lamentablemente y a pesar de tanta antelación, nada pudimos hacer con la pertinaz lluvia que nos acompañó durante los tres días que estuvimos juntos.
Todo lo teníamos preparado para 185 hospitaleros aunque 17 de ellos no pudieron llegar por “obra” y ¿gracia? de los controladores, AENA y sus avioncitos.
Estuvieron siempre presentes en todo lo que hicimos y nos planteamos.
En el arranque del Encuentro contamos con la presencia de Juan Ramos, vicepresidente de la Federación y presidente de la asociación de Sevilla; Juan Guerrero, hospitalero y presidente de la asociación de Málaga y Amparo Sánchez Ribes, tesorera de la Federación y también hospitalera. Un día más tarde se unió a nosotros Lita Fernández, la presidenta de la Federación, que acudía por primera vez a una reunión de Hospitaleros y que tuvo cálidas palabras cargadas de historia y resumen de la labor de los hospitaleros.
Una presentación “oficial” y una más dinámica del Encuentro –soberbio siempre Ángel Urbina y magistral Maldonado con sus canciones y sentimientos- dieron inicio a unos días que siempre se plantearon como de fin de fiesta, de recompensa a nuestra labor durante el Año Santo y para celebrar los 20 años ininterrumpidos que Hospitaleros de la Federación llevamos trabajando por los peregrinos.
En dos ocasiones se reunieron por grupos los hospitaleros para hablar de sus experiencias, de lo bueno y de lo malo; para resumir lo que había sido la campaña y concluir cómo proceder en el año que se nos viene ya.
Un plenario el día 7, que ocupó toda la mañana, fue el escenario para hacer público al grupo lo que cada uno de los pequeños grupos de trabajo había extraído de sus comentarios e impresiones. Y si es cierto que ya teníamos organizados, redactados, los modos de actuación de Hospitaleros para 2011, sólo se hicieron presentes una vez oídos todos los grupos y constatado que todos ellos volvían a repetir lo ya acordado en años anteriores y que es esto:

Estos puntos, marcan el modo de actuación en la acogida a los peregrinos en el Camino de Santiago.
Serán la base de nuestro trabajo en 2011 y se informará a los futuros hospitaleros de que éstos son nuestros “principios”, nuestro ideario en dicha acogida.

La voluntariedad encierra un compromiso de disponibilidad y lleva consigo la aceptación de las pautas que libremente acordamos:
  • Reafirmamos el carácter gratuito del trabajo de los hospitaleros hecho en lugares donde no se cobre por la acogida.
  • Nos vinculamos a las condiciones reflejadas en la “carta cuestionario” independientemente del albergue donde realicemos nuestra función.
  • Ayudaremos a promover en el peregrino la reflexión sobre el sentido jacobeo del Camino.
  • Los hospitaleros procuraremos integrarnos en el lugar donde ejerzamos la hospitalidad.
  • La acogida será realizada sin ningún tipo de discriminación.
  • Continuaremos con los cursos de formación: preparación, reciclaje para veteranos, encuentros…
  • Daremos a conocer nuestra forma de actuar en los albergues.
Por lo tanto, el trabajo de los hospitaleros buscará ante todo el servicio a las necesidades de los peregrinos.

No todo fue trabajo.
Una visita guiada por la cubiertas de la Catedral -170 hospitaleros paseando por los tejados- nos puso a todos arriba durante la mañana del lunes 6. Una preciosa y contenida vigilia a las diez y media de la noche, permitió a los hospitaleros recogernos en el Catedral durante la noche del 6; fue una ceremonia llena de emoción que nos condujo por la iglesia en peregrinación hasta la tumba del Apóstol.
Estamos seguros que los hospitaleros que nunca antes habían asistido a una vigilia como esta la recordarán siempre –como la recordamos algunos que tuvimos la fortuna de participar antes en ella-.
En la misa del peregrino del domingo 5, el arzobispo de Santiago D. Julián Barrios se dirigió a los hospitaleros que acabábamos de hacer la Ofrenda al Apóstol y sus palabras fueron de agradecimiento por el trabajo que hacemos por el Camino y ánimo para seguir por la senda emprendida hace 20 años.

           
Ofrenda al Apóstol. Hospitaleros Voluntarios. Domingo, 5 de diciembre.
Santiago de Compostela, Año Santo MMX

-Señor Santiago, muy emocionados llegamos hasta tu tumba una representación de Hospitaleros Voluntarios del Camino de Santiago.
Al terminar por este año la labor de acogida de tus peregrinos nos presentamos aquí para ofrecerte nuestro esfuerzo, nuestras satisfacciones, nuestras preocupaciones y nuestra oración.
            -Herr Jakobus, los aquí presentes, habíamos llegado antes a Compostela por nuestros pasos. Antaño, como peregrinos; hospitaleros ilusionados y agradecidos, hogaño.
Sant Jaume, tu llamada resuena fuerte en todo el mundo. El eco de la oración de otros peregrinos se oye en estas naves y los peregrinos que ahora las ocupamos respondemos a esa llamada. Por eso, españoles de todas las esquinas, franceses, alemanes, ingleses, italianos, fineses, argentinos, suizos, canadienses y japoneses estamos en representación de un movimiento universal que tiene en Ti su espejo y en los peregrinos su motivación.
-Sei Yacobu, esta ocasión es especialmente importante para Hospitaleros. Al borde del fin del Año Santo, el primero del segundo milenio, celebramos nuestro vigésimo aniversario en pro del Camino, ayudando a los peregrinos a llegar a tus pies.
-San Giacomo, estos 20 años han estado llenos de alegrías y esfuerzos; han sido de trabajo duro y algunas incertidumbres pero fueron dos décadas plenas para cada uno de los que formamos esta familia.
-Saint James, veinte años que han pasado como un soplo y que no han hecho más que confirmar que la acogida tradicional en el Camino de Santiago es en sí un elemento del Camino. Queremos, con la ayuda de Dios y tu soporte, continuar muchos más años al servicio de quien busca en Compostela su renovación y tu abrazo.
-Saint Jacques, tras 20 años queremos seguir haciendo lo mismo, queremos, por tu intercesión, mantener viva la llama de la voluntariedad, el calor fraternal de la acogida, la proximidad espiritual con los acogidos.
-Herra Jacob, en la tierra que acoge tus restos nos sentimos como en nuestra patria, el corazón se calienta y el alma se aúna más con el Cristo de Emaús, aquél que se hizo el encontradizo por el camino.
 -Santiago jauna, es en esta acción de gracias a Dios que queremos incorporar a todos los que se dedican a la hospitalidad; a nuestros compañeros que hoy no están aquí; a los que nos han precedido en el albergue celestial, a los enfermos, a nuestras familias.
-Apóstolo Santiago te pedimos por nuestros países, por los desamparados, por los peregrinos. Y te pedimos que, cada uno de nosotros, hagamos realidad en nuestra vida lo aprendido en la hospitalidad: que es mejor dar que recibir; que enriquecernos interiormente se logra a través de la entrega a los demás y que esa entrega nos ayude a renovar nuestra vida cristiana y nuestro compromiso con una idea que nos une más a Dios.
-Santiago, amigo de Jesús, mantén viva la llama de la hospitalidad, la que acoge a los demás como si del mismo Cristo se tratara para que nosotros y otros tras nosotros glorifiquen tu nombre.



El año 2011 está ya cerca y hemos empezado a trabajar para que Hospitaleros siga en lo suyo: la acogida tradicional en el Camino de Santiago. Estaremos preparados y disponibles, no puede ser de otro modo, para atender y ayudar a los peregrinos a Santiago.



EL PEOR ALBERGUE DEL CAMINO

Helena Roy es una hospitalera veterana, de Barcelona. A fin de noviembre envió un mail con algunos recuerdos y deseos de éxitos en la reunión de Santiago. Entre las cosas que Helena escribió recordaba nuestra estancia como hospitaleras en Ponferrada en julio; es de justicia que comencemos a hacer justicia (sí otra vez) a un albergue “¿maldito?” y las palabras de Helena exponen claramente que los buenos o malos albergues los hacen los hospitaleros que los habitan:
“…la cuestión es que fue un viaje estupendo, y me encontré (por el Camino) con algún hospitalero que me dijo que el de Ponferrada era 'el peor albergue de todo el Camino' por muchos motivos.
Yo no lo entendía.
¿Cómo me podían estar diciendo eso? Corrígeme si me equivoco, pero estoy segura de que para cada uno de los hospitaleros que estuvimos allí, por muchas cosas que hubiesemos hecho antes, esa fue una experiencia genial. Tuvimos problemas con peregrinos: los resolvimos. Tuvimos accidentes: eran inevitables. Tuvimos visitantes chinchosos: les declaramos la guerra. Pero nosotros, nos reímos hasta que nos dolió la barriga. Estuvimos a tope de trabajo, y cada uno de nosotros tuvo la pizca de energía que faltaba para articular una sonrisa dirigida hasta el último peregrino que entraba cada día en nuestro albergue. La jornada empezaba pronto... pero siempre con buen humor. Sí, vamos a llamarle humor. Porque ¿qué nombre le pones a correr delante de un perro con cuernos de papel y casco de ciclista, a las 7 de la mañana para celebrar San Fermín?
Después de la limpieza había que tomar un algo. Ni que fuera con un dedo de sudor en la piel (vamos a llamarle sudor...) Y después de una larguísima jornada, teníamos ganas de sentarnos juntos, charlar, tomar ese algo... para cultivar nuestro grupo, en definitiva. 'Teníamos' es un decir,... es que había ganitas. Jo, qué suerte tuve de encontrar gente con este espíritu. Me lo contagiasteis, seguro...porque pasé 15 días con vosotros, y me sigo alimentando de esa experiencia meses más tarde.
Creo que había voluntad de pasarlo bien, de hacer un buen trabajo y de disfrutar de la experiencia. No había distribución de faenas, ni de horarios, ni nada... simplemente, íbamos a una.
Habiendo estado en un albergue muy pequeñito anteriormente, la sensación había sido muy personal. Los peregrinos se marchaban contentos...Y decía, buah, qué bien! Lo que no sabía es que esa sensación también podía vivirse en 'el peor albergue del Camino'. Miradas, sonrisas por la mañana.... ¡Qué bien! Dan ganas de repetir. Sí, con buena voluntad, es posible repetir.
Si vieras a alguno de los compis en Santiago dales un abrazo superfuerte de mi parte. Diles que sigo pensando que nuestra experienca fue 'super mega wai'! :) Y que gracias, gracias por haberme hecho partícipe de vuestro grupo, y por alimentar mi baúl de experiencias positivas en el Camino. ¡Voy a tener que comprar uno más grande!”







Convocatorias
 

BS00975_

 



CONVOCATORIAS
 


Ya hemos establecido el calendario de cursillos para nuevos hospitaleros. A falta de confirmar todos los datos os adelantamos los dos primeros. En la página web de la Federación y en la revista Peregrino informaremos puntualmente de los cursillos para veteranos. Este calendario es un avance.


Grañón (La Rioja): 4, 5 y 6 de febrero.
Murcia: 25, 26 y 27 de febrero.
Logroño: 11, 12 y 13 de marzo.